Carolina Cruz se atreve con este bikini: “¿¡No has visto la foto?!”

Explosión de atractivo y sensualidad

Las hay que son elegantes hasta en la mirada, en la forma de mirar. Las hay que saben posar aunque su profesión no sea la de modelo y las hay que tienen tanto gusto a la hora de vestir y seleccionar prendas que encajen con su anatomía que lo único que pensamos el resto es en cómo lo harán. Carolina Cruz es de esas especies tan raras y especiales que conjugan todas estas cualidades en un mismo físico y en una misma persona. Delicada cuando quiere y leonina cuando le da, así es la colombiana que trae de cabeza a más de uno. Y es que sólo hay que verla para comprender el por qué. Ahora que lleva ya una temporadita como empresaria además de sus otras profesiones aledañas, la modelo ha descubierto que no hay mejor representante de su marca que su propio cuerpo. Y asidua y habitual a publicar, aparece con prendas, accesorios y zapatos que han salido de sus manos como diseñadora y que terminan en su físico de buena percha y mejor presencia. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

• 📸💄👙☀️

Una publicación compartida de Carolina Cruz Osorio (@carolinacruzosorio) el

No nos extraña nada que el bikini que lleva sea producto de sus manos. Fino, delicado pero no exento de sensualidad y atractivo. Uno de esos que más bien parecen una segunda piel, de los que se hacen sólamente para determinadas formas y para determinados cuerpos, uno de los que sólo unas pocas pueden defender y llevar. Y Carolina es de esas. Medidas perfectas, piernas kilométricas, cintura de avispa y peinado wet, de los de efecto mojado. Que es momento de piscina, calor y de poca ropa. Y de lucir modelito y palmito. Que para esconder piel ya tenemos el resto del año. Y eso que para ella todas las estaciones son buenas para llevar traje de baño. Suerte para ella, y para nuestros ojos.