¡Casi no le tapa nada! Elizabeth Loaiza sale así a la calle

Las calles de Nueva York no se esperaban esto

Lo que tiene llamarse y ser Elizabeth Loaiza es que una vez que escuchas su nombre no tardas ni 10 segundos en localizar la última de sus publicaciones y asentir, como diciendo que la colombiana cumple siempre nuestras expectativas y que nunca defrauda, porque no tiene derecho a hacerlo. Recién levantada, saliendo de la ducha, en la piscina o donde sea, el sitio es lo de menos, lo que nos importa es ella y la forma escogida para sorprender. Y como ya hemos dicho, Elizabeth no desilusiona. A ver a quién se le ocurre llevar un trikini combinado con unos shorts como prenda imprescindible para darte una vuelta con la bicicleta. A ver a quién le ocurre, ya con esta guisa, completa el atuendo con un liguero y una liga roja, por eso de la moda y de ser quien es, debe ser. 

Y, para colmo de los colmos, o para evitar que te señalen con el dedo por la calle por ser cara conocida, llevar unas gafas enormes que le tapan toda la cara, eso sí, del mismo tono que esa especie de trikini-top y que de su liga, que no se pueda decir que no conoce los mínimos en el arte de combinar, que para eso se dedica a ello. Y, como si presintiera los comentarios que va a despertar a medida que circule por la calle, la piloto de helicóptero se cuelga a modo de gargantilla unos auriculares enormes que a bien seguro van a proteger sus oídos de cualquier comentario, afortunado o no. Que ella sabe lo que se hace y cómo crear tendencia en una plaza tan complicada como Estados Unidos. Que si se lleva el conjunto de liga y bicicleta allí, a buen seguro pronto estará en todas partes, lo dice Elizabeth y de esto, sabe.