China Suárez lo tiene más grande que Sol Pérez y Pampita

Es descarado.

La Argentina tiene infinidad de aspectos positivos que cautivan y definitivamente sus mujeres forman parte. China Suárez es una actriz y diseñadora argentina que a sus 27 años está enamorando. No es algo nuevo para ella ser el centro de atención de los reflectores y comentarios, ya que su debut artístico se produjo a los 11 años, por lo que se encuentra perfectamente habituada a tener el protagonismo.

El apodo de China viene de su parentesco con asiáticos, y es que su abuela materna era hija de japoneses. Esta mezcla entre Argentina y Japón generaron una belleza distintiva para Suárez. En la foto que hace saltar la comparativa con Sol Pérez y Pampita, se puede notar como la China con un acercamiento muy sensual deja ver su perfecto rostro, donde se aprecia que sus labios son más grandes.

El ser humano inconforme por excelencia busca siempre lo que no tiene, y la nueva moda para las personas que no cuentan con un tamaño de labios importantes es aumentarlos. A la China Suárez no le hace falta recurrir a la medicina estética para conseguirlo, ya que naturalmente tiene un atributo único y lo mejor de todo es que se siente a gusto con él.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

🦄

Una publicación compartida de China Suarez � (@sangrejaponesa) el

China Suárez pospone su compromiso

China Suárez mantiene una relación con Benjamín Vicuña, ambos comparten una hija llamada Magnolia. En las semanas recientes se había desatado un rumor sobre una posible separación que terminó por ser inventada, puesto que en sus cuentas de Instagram siguen mostrando su amor. 

Parecía que la pareja estaba cerca de contraer matrimonio por lo unida que se notaba, pero esto no forma parte de sus planes. China Suárez comentó: «La verdad es algo que hemos conversado y no está en lo inmediato, no es urgente. Gracias a Dios estamos en un momento de mucho trabajo y es algo que está ahí, es algo nuestro, no nos apura ni nos corre nadie». No hay campanadas de boda, pero la posibilidad sigue en el aire.