“¡Cómo marca!” La última foto de Sara Corrales en el gym

Su pasión por el fitness no conoce límites

Hay que ver cómo les gusta a algunas de nuestras habituales dejar claro quién manda en el panorama y quién no. Y no es que dirijan ni gobiernen con órdenes de difícil cumplimiento, no, no funcionan así. La cosa funciona con delicadeza, mediante recados, enviando un mensajes subliminales pero fulminantes en los que no cabe la duda ni el titubeo, mensajes de los que dejan claro desde el primer momento quién es la dueña y señora y por qué. Habitual a este tipo de mandato sin palabras es Sara Corrales la actriz colombiana más fitness que fulmina con cada una de sus publicaciones, sobre todo con todas aquellas que tienen que ver con las rutinas y los entrenamientos que sigue en su día a día para mantener figura y curvas. 

Uno podría pensar que dedicándose, como se dedica, al baile, el mantener ese cuerpo de aquella manera, no necesitaría de más. Pero la colombiana además de bailar cultiva el arte del músculo, el de las visitas diarias al gimnasio y el de hacer uso de pesas y mancuernas para mantener a raya la mínima posibilidad de algún gramo de grasa que se declare en rebeldía en su instrumento de trabajo. De ahí el momento selfie, el momento posado y el momento "esta soy yo". Como para no entender el mensaje, aunque carezca de palabras. Como para no darle la razón al verla. Sólo nos queda aplaudir una y otra vez por su fanatismo por el ejercicio y la vida sana. Y estar de acuerdo con ella en que tiene un puesto honorífico en el olimpo de los cuerpos. Porque hemos recibido su mensaje alto, claro y sin confusión. Porque ya nos ha dicho que ella es la que manda aún sin abrir la boca. Vaya usted a saber qué dirá cuando la abra.