¡Crisis! Antonella Roccuzzo no habla. ¡Pero en Barcelona se cuenta esto!

Mantienen el silencio

Antonella Roccuzzo vio desde cerca la tremenda goleada que el Barça le endosó al modesto Leganés en Copa del Rey. Un partido en el que brilló, como siempre, su marido, Leo Messi, autor de dos goles. De paso, sirve para darle algo de crédito al nuevo entrenador, Quique Setién, que no acaba de cuajar, ni en la grada ni en el vestuario. Por ese motivo, el astro argentino se plantea seriamente dejar el club y cambiar de aires a final de temporada, aprovechando una cláusula que tiene en su actual contrato, que expira en 2021. Algo de lo que no quieren hablar a día de hoy, pero cada vez cobran más fuerza los rumores que le colocan fuera del club de su vida.

Y no es para menos, pues, aunque nadie se atreva a decir nada, la relación entre la directiva culé y el actual ganador del Balón de Oro y el ‘The Best’ está completamente rota. Y la última conversación para acercar posturas y limar asperezas fue de todo menos positiva. Es decir, que la posibilidad de que el ‘10’ abandone Barcelona no es una quimera, ni mucho menos, y comienza a ser cada vez más una opción perfectamente factible.

‘Anto’ quiere quedarse en España, y seguir viviendo en la ciudad que les ha dado todo, y donde han nacido y crecido sus tres hijos, Thiago, Mateo y Ciro. Pero el enfado de Leo es tremendo, y a no ser que se comiencen a obedecer sus órdenes, no firmará nada. Por lo pronto, pide un sueldo astronómico, de unos 45 ‘kilos’ limpios al año, y, sobretodo, un proyecto deportivo ganador, con un entrenador ‘top’ y el regreso de su íntimo amigo, Neymar Junior. El Manchester City de Pep Guardiola, mientras, sigue matándose por tenerle en sus filas a partir de verano.