Cuarentena y con eso tan corto por casa ¡Laurence Bédard funde a Demi Rose!

La modelo canadiense vuelve a la carga con lo más atrevido

Hay una pelea en juego y se lleva con bastante soltura desde el encierro en casa debido al temido Covid-19, y es la que enfrenta a las grandes divas de Instagram por conseguir el trono de la preciada red social de fotografías. Entre estas modelos, de cada rincón del planeta, pelean por ofrecer un equilibrio entre las preciadas curvas que buscan sus fans y los rasgos identitarios que las diferencien de sus homólogas. En este sentido, Laurence Bédard es única y aunque lo sabe ha hecho un cambio en su físico y en su vida que, desde casa y en plena cuarentena, potencia más su presencia en la red.

La preciosa modelo de fitness canadiense primero quiere destronar a Natalie Gauvreau como emperatriz de las instantáneas en su país, Canadá. Y su rivalidad no viene solo de la preciada meta de la popularidad más banal, sino que es una lucha entre ciudades enfrentadas. Bédard es nacida en Québec aunque concretamente se siente montrealesa (Montreal), mientras que Gauvreau es de Toronto. Son dos rubias con millones de seguidores, pero están bien diferenciadas: la belleza Gauvreau es propia del canon que instaurara Hugh Hefner, no así el de Bédard, cercano al punk rock.

Y eso es precisamente porque su cuerpo lleno de tatuajes la perfila para un tipo de público muy específico, más juvenil y menos conservador (además del general que no puede dejar de admirar sus curvas perfectas) La chica de la zona más francófona, de piel tintada, posee 2,6 millones de seguidores, mientras que la de Ontario se va a casi 5 (4,6, concretamente). En el país de la hoja de arce no quieren elegir aunque Bédard lleva a cabo acciones para que así sea. Las dos, sin embargo, andan a la zaga de la gran representante de este nuevo elenco de nuevas modelos voluptuosas, Demi Rose, con 13,7 millones.

No obstante si Bédard no puede alcanzar a Rose y Gauvreau en fans, al menos por el momento, sí lo hace en sorpresas y compromiso. Y si no observen como en plena cuarentena se ha cortado el pelo muy corto –nuevo aspecto- mientras posa con unas prendas revolucionarias que promociona y son respetuosas con el medio ambiente, tanto que están hechas de botellas de plástico y utilizan un tintado para la tela que no perjudica con sus residuos el medio ambiente. Ella aclara que no son tóxicas y se gana al público: belleza y compromiso son características que unidas sí funde en trasfondo a la modelo británica y a la canadiense.