Daniela Ospina pillada en plena infidelidad. James se ríe

Su IG la delata y ella no sabe como explicarlo

Daniela Ospina hace tiempo que dejó de pensar en James Rodriguez y creyó que eso bastaría para sacarla de los focos y tener una mayor privacidad de cara a su vida sentimental y a su parcela más familiar, ya que tiene una hija, Salomé, a la que no quiere acostumbrar a tener que lidiar con los periodistas como costumbre, sino que crezca feliz y sin la amenaza externa que supone tener a esa prensa pegada al culo día si y día también. 

A pesar de esto Daniela está ejerciendo como voz e imagen publicitaria de la productora y multinacional Disney para anunciar el estreno de su última película de animación, la segunda parte de Frozen, que se estrena en breve en los cines del mundo y para la que Disney espera recaudar más de lo que logró en la primera, estrenada en 2013 y que supuso un antes y un después para Disney. En uno de esos vídeos se puede ver a Daniela Ospina junto a su hija en el parque de Walt Disney World de Florida hablando de la película y visitando el parque de atracciones más famoso del mundo

Hasta aquí todo perfecto. El problema viene cuando el departamento de Disney de Comunicación y Marketing ha visto el perfil de la paisa, repleto de fotos en ropa interior y muy sugerentes, algo que desconocían cuando la contrataron y que ha levantado todas las alarmas. En la casa Disney están descontentos porque se sienten engañados por la colombiana al pensar que ella les ocultó información en cuanto a su contenido. Disney dice ser ahora la pareja engañada de una relación y están revisando el contrato por si pudeisen demandar a la de Medellín por no ser precisamente un ejemplo para las pequeñas o por lo menos, por ser generadora de contenido para otro tipo de público.