Daniela Ospina sufre en silencio. James Rodríguez ¡al límite por esto!

No quieren hacerlo público

Daniela Ospina sabe la última hora de James Rodríguez. Porque el futbolista colombiano no puede ocultar que está completamente destrozado y que está pasando una cuarentena especialmente amarga. Primero de todo, hay que recalcar que él lleva unos cuantos días más que el resto de la población en cuarentena, pues el Real Madrid así se lo obligó. Y a eso, se suma que ya estaba algo bajo de moral, por su poca participación este curso. Pero es que la cosa no mejora, en absoluto, después de saber que Shannon de Lima tomó la dura decisión, aunque todavía no se sabe porque, de marcharse y hacerla en otro sitio. En otras palabras, el colombiano está completamente solo desde hace mucho tiempo, con la única compañía de su hijo, Samuel, de solo unos meses de vida, que le da mucho trabajo.

Sin embargo, y a pesar de todo eso, no es lo que más le duele en el alma al ex de Banfield, Oporto, Mónaco o Bayern de Múnich. Porque lo que más está sufriendo en silencio el actual novio de Shannon de Lima es el llevar tanto tiempo sin poder ver a su hija, Salomé, que muy pronto cumplirá los siete años. Los kilómetros les separan, y, aunque tenía pensado verla desde hace meses por estas fechas, y estar varios días con ella, el coronavirus se lo ha fastidiado todo. Y de momento, viendo la pésima gestión que hay, todo apunta a que todavía tardarán unas cuantas semanas en poder reunirse.

 

James está muy al límite, y se está planteando muy seriamente eso de marcharse en verano de Europa. Porque tiene una oferta muy suculenta desde el punto de vista económico del Inter de Miami de David Beckham, la nueva franquicia de la Major League Soccer. Allí podría estar mucho más cerca de su primogénita.