¡Decepción! Daniella Semaan y la mujer de Messi ¿de verdad es Antonella?

El tiempo no corre igual para ellas

Digamos que juegan con ventaja y que ser Daniella Semaan y tener como marido a Cecs Frábregas es un plus. Pero ser Antonella Rocuzzo y ser la pareja de Lionel Messi es ya lo más.

Guapas, jóvenes y con profesiones algo difusas, pero acompañantes de sus respectivos en todo evento que se precie, así funcionan Daniella y Antonella aunque también podrían decir que son amas de casa al cuidado de sus vástgaos, ¿mucha normalidad para unas vidas fuera de órbita?

Se conocen desde hace tanto que ya ni se acuerdan y han compartido tantos saraos y fiestas que pueden considerarse casi hermanas, y eso que sólo les une la profesión común de sus respectivas parejas y el gusto por cuidarse en exceso, ser mujer de un astro de fútbol supone estar siempre perfecta.

Fue conocerse y caerse en gracia, congeniar, compartir gusto por sesiones de belleza y por banalidades que son súper importantes en una vida bastante superficial. Comparten gusto por el cuidado excesivo del físico, por los modelitos de rompe y rasga e incluso por el estilista, la mayor de sus preocupaciones.

Y de vez en cuando, echan la visa atrás y rememoran viejos tiempos y viejas juergas. Daniella ha recuperado una fotografía de años atrás en la que aparece junto a una Antonella ¡que no parece ni ella!

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

December 2011 ❤️ time flies for real @antonelaroccuzzo so many memories 🥰🤗

Una publicación compartida de Daniella Semaan Fabregas (@daniellasemaan) el

¿Será capaz ahora de desmentir operaciones estéticas y retoques? ¿Verdad que no parece ni la mujer de Messi?

Al contrario de lo que pudiera pasar con Daniella que conserva los rasgos de hace tiempo y Antonella ha ido mejorando con el paso de los años…y eso que ir en contra de las leyes de la gravedad y del envejecimiento aún no es posible ¿o sólo para ella?

Una Antonella de cara redondita y nariz ancha acompaña a la mujer de Cesc que al contrario que ella, parece haber hecho un pacto con el diablo.

“Times flies for real” dice Daniella, y no tiene ni que jurarlo, ya le gustaría a Antonella poder frenar el reloj.