¡Se deja grabar haciéndolo! Greeicy Rendón con eso ¡tan grande! en la mano

Dice adiós al año de una forma muy peculiar

No todo el mundo puede tener la suerte de despedir el año al sol y disfrutando de la playa, en Brasil, a ritmo de samba y de lo que de deje caer. Aunque Greeicy Rendón no es todo el mundo, es de las que puede decir ‘bye bye’ al 2019 desde Sao Paulo, ¡la suerte de algunas!

La cantante cierra un año espectacular en todos los aspectos, ha triunfado en la música como ninguna otra, ha visto cumplido su sueño de ser nominada a los Grammy Latinos y sigue manteniendo esa relación tan cómplice y especial con Mike Bahía digna de la mayor de las envidias.

Le ha tocado hacer frente a críticas, como a toda famosa que se precie y ha salido indemne de todas y cada una de las trampas que le han tendido sus menos fieles, incluso cuando hace unos días se atrevieron a publicar una foto de la cantante con su antigua pareja, como si con esto pudieran hacer daño a la relación que ahora tiene.

Se ha ido a Brasil, a despedir el año y a que la envidiemos, aunque ella no lo reconozca.

Y es que estaba claro que el ritmo de esa tierra iba a hacer mella en Greeicy, estaba cantado, sólo hay que dejar caer un desafío para que ella entre al toril, y así ha sido.

Vestido mínimo, contoneo máximo y un postizo en sus manos, una trenza que comienza en su cabeza y que da la sensación de ser infinita, enorme en las manos de la cantante. Pero eso es lo de menos porque lo que importa, como siempre, es ella.

Se mueve, sonríe, inventa baile mientras mueve los flecos de una minifalda, enseña cuerpo, curvas y tatuaje, como siempre pero con algo de purpurina en el estilismo, que se note que es fin de año y que esto se acaba.
Y hoy dice adiós con una trenza enorme pero mañana dirá hola con otra cosa digna de mención, porque Greeicy es así y no tiene intención de cambiar aunque cambiemos de año.