Demi Rose ¡en la alfombra roja! ¡Hollywood tiembla!

Que se preparen el resto de las curvas porque llega ella

Esto de sacar jugo a profesiones aledañas a las de una es todo un arte que practican todas las nuestras. Toda la profesión y arte que quieran, pero dinero también es.

Y no es que a Demi Rose le haga falta mucho efectivo, que no tenga trabajo ni sea reclamo, que nada de esto va con ella. Es que se ve que a Demi le gusta probar.

De nuevo soltera dicen que anda por Las Vegas con la excusa de unos trabajos pero que tampoco lo está pasando mal, más de uno suspirará de alivio al saber de disponibilidad y alguna otra atará en corto a la pareja, que quiera o no quiera, Demi es una acaparadora de miradas.

La modelo del cuerpo con curvas que desafían a la gravedad, a la que no nos acostumbramos a ver con algo más que bikinis mínimos o escotes infinitos, de vez en cuando sorprende por llevar encima algo de más.

De vez en cuando la maniquí sorprende por sus momentos diva, por mirar como si fuera una artista consagrada de las de toda la vida o por conocer a ciencia cierta que algo de poder tiene sobre nosotros, y sobre algunos, algo más que algo.

Y es que al posar sobre una alfombra roja nos da por pensar que Demi en Hollywood lo bordaría. Que ser ve que de vez en cuando también puede llevar vestidos largos, aunque sean con escotes tremendos en la espalda, aunque eso sí, dejando claro que a retaguardia no le gana ni la mismísima Anastasiya Kvitko.

Pues nada Demi, de aquí a Hollywood tan sólo hay un pasito. O unos cuantos posados más en tu caso, que con la carrera que llevas auguramos un futuro de lo más prometedor en la meca del cine, ya lo iremos viendo.