Demi Rose como nunca la has visto, ¿en serio es ella?

No se parece en nada

Demi Rose es noticia desde que amanece hasta que anochece, las 24 horas del día se quedan cortas para contar las aventuras y desventuras de la vida de la modelo.

Y no es que siempre tenga algo interesante que contar o que a ella le pasen cosas que no nos pasan al resto, es que interesa tanto todo lo suyo que parece que estuviéramos hablando de alguien de otro planeta.

La modelo de los bikinis más pequeños diseñados en el mundo, la que desafía a la gravedad con el tamaño y el tono de todas sus curvas disfruta comiendo. Ya lo ha dicho en muchas ocasiones, lo suyo es la pizza y donde haya una de ellas que se quite el resto de comida sana.

Y por lo que hemos podido averiguar a base de indagar en sus publicaciones es que a Demi también le gusta el azúcar, que se priva por lo dulce y que no es de las que se va de un restaurante sin probar el postre, y de eso va esto.

La cosa es que han pillado a la maniquí en una de sus salidas. Y esta vez la noticia no han sido ni sus curvas, ni sus modelitos ni la forma de contonearse mientras anda. Esta vez la noticia ha sido la forma de comer de Demi y lo que come. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Afternoon tea🍰💕

Una publicación compartida de Demi Rose (@demirosemawby) el

Porque la han pillado empezando por el postre y saltándose la ensalada, directamente con el té en mano y una bandeja de dulces esperando, sin su típico atuendo, con exceso de ropa y para ser sinceros, algo menos de voluptuosidad de lo acostumbrado, ¡no recordamos haber visto así a Demi nunca!

Otra Demi que bien podría hacerse pasar por su hermana pequeña y no por la que derrocha sensualidad y volumen, otra Demi