Demi Rose se lo baja, mira a cámara y presume de tamaño XL

Es traviesa y le gusta que la veamos

Ahora que se acercan las fiestas y tenemos que ir pensando en qué nos vamos a poner para dejar a todos con la boca abierta sería bueno echar un vistazo al fondo de armario de nuestras celebrities para coger ideas.
El caso es que Demi Rose no es de las que suele llevar mucha ropa encima, no sabemos si por el gusto a enseñar o porque el volumen de sus curvas no le dejan alternativa, pero a la hora de elegir estilismos para los saraos, Demi sabe qué llevar.
Pocos largos, y si se llevan, con balcón que llegue hasta el ombligo, esa parece ser la premisa que triunfa en todas sus apariciones nocturnas.

Pero donde de verdad la curvy lo da todo es en los looks de corto que combinan la poca tela con el ceñido. Vaya espectáculo. Vaya manera de lucir prominencias y vaya forma de alterar.

Así es como ha aparecido la modelo el Día de Acción de Gracias, que si ya de por si la fiesta es una locura, el atuendo elegido por la maniquí tampoco se quedó corto.

Vestidito mini, en todo lo que se pueda medir, una manga que se escurre de su hombro como por arte de magia, poca tela para tapar mucho y una forma de las más traviesas de mirar a la cámara, ¡Demi eres genial!

Y es que esa cara angelical poco tiene que ver con tu cuerpo y formas, porque parece que vas de buena pero en realidad lo que te gusta es soliviantar ánimos, y no se te da nada mal.

Habrá que mirar si tenemos vestidos cortos en el armario y si nuestra anatomía responde de la misma forma al vestido. Y habrá que enseñar la forma de mirar al objetivo, o copiarte y después, ya veremos si los resultados se parecen a los tuyos.