Demi Rose se lo toca mientras la graban en vídeo en el baño

Se mire por donde se mire, todo lo suyo es desproporcionado

Cuando decimos que Demi Rose es la reina curvy por excelencia es que en ella todo es grande, hasta lo que no se nos hubiera imaginado nunca.

La modelo de cuerpo imposible y de tallas súper difíciles es conocida por el volumen de su delantera y de su retaguardia, pero si nos ponemos a examinar de cerca todo lo que le acompaña nos daremos cuenta de que nada de lo suyo es pequeño, ni de talla convencional. Nada, lo que se dice nada.

El gusto por las tallas grandes, por lo king size llega hasta el tamaño de sus pestañas postizas, las que mueve con gracia cada vez que pestañea y que de sencillas tienen bien poco.

Sus uñas tampoco se quedan atrás en esto de los excesos, grandes, largas, como a ella le gustan, que se note que lo suyo va de cosas cuanto más grandes, mejor.

Y en cuanto a estilismos, la modelo también es conocida por los extremos, aunque en el caso de los vestidos y demás prendas de vestir Demi siempre opta por el defecto en lugar del exceso, y todo porque se vea su tamaño, la grandeza de la maniquí en estado puro.

Pero es que después de ver la publicación de hoy, nos hemos dado cuenta de que además de todo lo anterior, nos faltaba algo más en Demi de tamaño inmenso, desproporcionado.

Y es que Demi, de espaldas en el baño se ha encargado de dejar a la vista que su retaguardia es inmensa, pero que su pelo, la longitud de su cabello es enorme también, ¡hasta en eso llegan las ínfulas de grandeza de Demi!

Se atusa el pelo, se lo toca mientras la graban en video y es consciente de que todo el mundo va a centrar la atención en lo suyo, por lo que se la conoce, que el cabello es sólo un accesorio, ¡vaya manera de enseñar!

Pues nada, Demi, que nos gusta ir descubriendo tus secretos, aunque traten de tamaño.