Demi Rose no puede sujetar tanto: ¡Ese bañador es demasiado pequeño!

Su fondo de armario tiene el mismo tamaño siempre

Dice Demi Rose que las prendas habituales que toda hija de vecino lleva no se hicieron para ella. Dice que lo suyo es menos, que nunca más, y que cuanto menos tela cubra, mejor. Dice y hace, porque así es Demi.

La modelo curvy que consigue quitarnos el hipo y las penas vuelve a decir a base de fotografías que lo suyo es andar escasa de ropa, porque se ve que tampoco hay tela que pueda cubrir todo lo que debiera, o eso parece.

La maniquí sabe cómo levantar ánimos y comentarios a base de sus posados y de prendas que o bien son las más pequeñas del universo o bien son las que menos tela necesitan para cubrir lo más, el estilo Demi al que es tan habitual.

Esta vez Demi no se ha inclinado por un bikini sino por un bañador que comparte las características tan típicas en todo el fondo de armario de la modelo. Poca tela, exceso de escote y delantera que amenaza con escaparse de la prenda de baño, ¡vaya manera de provocar!

Lo único maxi de toda la publicación podrían ser los tacones de las sandalias que suele llevar. Está visto que la modelo no tiene ni medidas estándar en curvas ni en altura y aun así está en lo más alto, lo que son las cosas.

Y eso que empezó con el parecido a Selena Gómez, continuó con las curvas a lo Kylie Jenner y ahora por fin ya ha ocupado su sitio con su propio nombre, le ha costado pero lo ha conseguido.

Demi debería estar dando palmas con las orejas por haber llegado donde ha llegado y haber conseguido lo que ha conseguido. Debería dejarse de medias tintas, de disfraces y de excesos y premiarnos como fieles e incondicionales como sólo ella sabe hacerlo.

Estamos esperando a sus bikinis mini, a sus posados maxi y a su retaguardia, para qué engañarnos.