El descuido de Antonella Roccuzzo con la falda arrasa Barcelona

La de Rosario, en un momento embarazoso

Antonella Roccuzzo acompañó a su marido, Leo Messi, a Mónaco el pasado jueves. Allí, se celebraba el sorteo de la fase de grupo de la presente edición de la Champions League, en la que el Barça quedó encuadrado con el Borussia Dortmund, el Inter de Milán y el Slavia de Praga, a lo que denominan ‘el Grupo de la Muerte’. El argentino, además, recibió el premio al mejor atacante de la pasada Copa de Europa y quedó segundo en el premio al mejor jugador de la ‘Orejona’ del año pasado, por delante de Cristiano Ronaldo y solamente superado por Virgil van Dijk.

Y, aunque, como era de esperar, el capitán culé acaparó todas las portadas, la de Rosario también tuvo su dosis de protagonismo. No en la gala, en la que estuvo apartada, ya que ‘Lio’ tenía la orden de sentarse junto a CR7, si no antes de la misma. Y es que, cuando estaba bajando de la limusina en la que venía, tuvo un pequeño percance que casi le juega una mala pasada. ‘Anto’ apareció con un top con un tremendo escote que invitaba a las cámaras a hacerle un seguimiento de cerca, y una falda muy larga, con una apertura que enseñaba al completo sus piernas, que llamaba mucho la atención.

Y, víctima de una ráfaga de aire, la falda se le levantó suavemente, lo que casi hace que sus partes más íntimas y femeninas quedaran completamente a la vista, lo que hubiera sido todo un bombazo, dejando una imagen para la posteridad, y habría provocado el asombro entre los presentes y la vergüenza y la angustia de una Roccuzzo a la que no le gusta destacar por este tipo de detalles. Más bien, es partidaria de hacerlo por su sonrisa, su amabilidad, su elegancia y su clase a la hora de vestir. Y sabe hacerlo muy bien.