¡Duras y grandes! Pillan a Sara Uribe en la piscina ¡y no se tapa!

Tiene motivos para no hacerlo

Tantas veces hemos comentado la recuperación extra rápida del cuerpo de Sara Uribe después de ser madre que no nos ha quedado más remedio que indagar en su pasado a ver si la cosa no era para tanto.

Porque lo mismo cegados como estamos por la mujer de Freddy Guarín lo que estamos haciendo es colocar en un altar demasiado alto a alguien que debería estar un poco más bajo.

Desde que el jugador de fútbol ha aterrizado en el Vasco de Gama brasileño para darle al balón, no es raro ver a Sara haciendo vida en Brasil y compartiendo momentos de ello. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Por aquí los leo 💁🏼‍♀️❤️🙏🏻

Una publicación compartida de Sara Uribe. (@sara_uribe) el

Paseos, cafés y chapuzones en la piscina de su casa y que está situada en uno de los barrios más exclusivos y elitistas de su nueva ciudad. También conocemos del descanso de su trabajo como protagonista de ‘La vuelta al mundo en 80 risas’ o de la gestión de su negocio ‘La casa mágica de Sara’ gracias a sus posteos y a la manía de la modelo por compartir, ¡gracias Sara!

Es en uno de esos momentos en el que hemos descubierto que las abdominales de Sara ¡son terribles!, grandes y duras como si no hubiera sido madre hace relativamente poco tiempo. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Un día así ❤️😍💁🏼‍♀️ @brashali me encanta 😍 👙👒 ( que ahí perdonen mis manos que es por la cámara de este celn😂👋🏼🤦🏽‍♀️)

Una publicación compartida de Sara Uribe. (@sara_uribe) el

Se ve que el ejercicio que la modelo lleva practicando casi desde siempre ha hecho su trabajo y que su físico luce genial.

Ya antes de ser madre la mujer de Guarín las lucía con la misma gracia y desparpajo con el que lo hace ahora, no hay más que verla.

Mismo físico, mismo cuidado y misma entrega antes, durante y después del nacimiento de su hijo.

Además de ser un reclamo televisivo el físico de Sara se lleva piropos y bendiciones en la misma medida, no hay duda de que los merece. Y que al final todo trabajo tiene su recompensa aunque esto se traduzca en dureza de abdominales.