Elianis Garrido se baja el pantalón y presume de abdominales

Fardar de cuerpo para ella es tarea fácil

Para que se quieren las abdominales si no son para enseñarlas. Qué sentido tiene machacarse en el gimnasio y conseguir un vientre plano, liso, sin pizca de grasa si no es para lucirlo y fardar de ello. Que si ya cuesta lo suyo deshacerse de la tripita y adquirir tono en la panza, que si mantenerlo requiere de un esfuerzo ímprobo y de muchas horas de gimnasio, enseñarlo y generar envidias es del todo lícito y lo que se debe hacer. Lo contrario sería delito. Y claro que Elianis Garrido encuentra cualquier excusa y cualquier situación para lucir palmito y además, enseñar estómago plano y liso como una tabla de planchar. Y claro que morimos de envidia cada vez que la vemos. Pero es de justicia que lo haga, para ella y para que el resto de los ojos del mundo mundial puedan disfrutar de esa visión. Y es que la exigencia que les ronda a cada una de las de la sección rosa en cuanto a físico y perfección es tremenda, pero también lo es ser actriz de moda en una serie que se lleva a los televidentes de calle y que logra triunfos y éxitos con cada episiodio, con Sin senos sí hay paraiso

Y estar a esa altura requiere de exigencia a una misma. Y si bien es cierto que dedica horas de gimnasio y duras rutinas, la actriz domina también la técnica y el arte de la coreografía, del baile y del contoneo, del movimiento de caderas que no sólo sirve para dejarnos la boca abierta, sino también para mantenerla en forma y conseguir que todas las curvas de su cuerpo sigan en su sitio. Así cualquiera se baja el pantalón o se sube la cremallera, sobre todo si eso le permite presumir de estar en forma.