Elizabeth Loaiza deja su top sin abrochar, ¡la cremallera no pudo!

Y eso que dice que quiere dejar de ser modelo

Elizabeth Loaiza ha vuelto a las andadas, aunque a ella le parezca que nunca las abandonó y que siempre ha estado con lo mismo, pero para nada es así, que la política y ser candidato a ella casi que no permite esto.
La modelo no política pero sí maniquí de las que merece la pena ha regresado a los posados que tanto nos gustan y a usar tan pocas prendas como le sean posibles, todo sea por promover la marca de pijamas y de ropa interior que no lleva su nombre pero que sí le pertenece, ¡es toda una empresaria!

Dice que se ha planteado dejar el modelaje y empezar a llevar una vida más tranquila, con menos viajes, volcando toda su fuerza en los negocios, que ahora además de ropa de cama se han salido a la venta las deportivas con luces diseñadas y pensadas por ella y con la aumenta la variedad de negocios y de ingresos.

Y en verdad sería una pena que abandonara la profesión que tanto nos gusta y con la que tanto enseña, pero lo cierto es que ni los ingresos ni otro tipo de ofertas le van a faltar.

Lo que sí es cierto es que a nosotros nos dejaría sin las publicaciones que tanto nos gusta ver y que regala casi a diario, sin los bikinis que enseñan curvas o sin las cremalleras que no terminan de subir para dejar a la vista lo que hay debajo, la excusa perfecta para enseñar sin caer en manos de la censura ni de comentarios molestos.

Sería todo un drama digno de película perder una visión como esta y un cuerpo como ese, pero la última palabra la tiene la todavía modelo. De momento nos conformamos y nos alegramos con verla, y esperamos seguir haciéndolo mucho tiempo, ¿verdad Elizabeth?