Elizabeth Loaiza la lía con un micro bañador a lo Kim Kardashian

La prenda que faltaba en el armario de la modelo

Que se agarre el que pueda, que vienen curvas, y no las de cualquiera. Que llega Elizabeth Loaiza con sus modelitos y outfits de última generación, de los que hacen que en un ejercicio de memoria fallido intentemos rememorar cuándo fue la última vez que la vimos con algo semejante o si algo semejante ha estado alguna vez en su cuerpo. Y para qué esforzarse cuando de sobra sabemos que en su próxima publicación la top model volverá a aparecer con otra prenda de otro tamaño y color y a saber en qué ciudad y para qué marca. Lo propio de su vida y profesión. 

Así de polifacética y versatil es esta piloto de helicóptero que se atreve con todo. Y si bikinis, trikinis y bañadores han pasado por su piel, hoy se atreve con un mix de todos ellos confeccionado en una única prenda a la que todavía estamos por darle nombre y calificativo. Porque ni bikini, ni bañador, aunque sí para el agua y baño, eso lo tenemos claro. Anudado en el pecho, con un boquete en la tela que debiera haber en sus abdominales si se tratara de un bañador y dejando claro quién es la que manda en la publicación y el renombre de la que lleva el traje, así es el modelito escogido. Nada fuera de lo normal en el estilo Loaiza ni para su profesión tampoco. Lo realmente curioso de toda esta composición no es ni el traje de baño, ni el decorado ni la modelo en sí. Lo realmente curioso son esos calcetines, esas botas o similares con los que la maniquí se ha metido al agua. Exigencias del guión, la nueva tendencia en moda baño o cualquier otro motivo más para que los comentarios sobre la protagonista no paren. Y por lo que parece, funciona.