Emily Ratajkowski y la censura de Instagram por su foto más salvaje

La modelo no superó el filtro de la red social y paralizó corazones

No siempre es sencillo superar los filtros que pone Instagram. Bueno para nosotros que subimos foto de nuestra cena o de nuestro gato es bastante sencillo. No pone problemas Instagram cuando subo fotos de mi gato, Señor X, jugando con su último juguete o mordiéndome los pies. Es uno más entre tantos en una comunidad que se ha acostumbrado a ver más animales que personas. Y no va con segundas.

Sin embargo los famosos, celebrities, modelos, cantantes… Encuentran más problemas para superar esos filtros. Y es que a veces pecan de querer demostrar demasiadas curvas y de dejar demasiado poco a la imaginación. Y cuando eso pasa Instagram llega con las rebajas y te puede tumbar la foto, o incluso cerrar la cuenta.

Que te bloquee la cuenta para alguien con 654 seguidores es un mal menor. Un disgusto grande pero tampoco es un drama de condiciones épicas. Ahora bien, cuando te cierran la cuenta cuando cuentas con millones de seguidores. Poca broma. Es entonces cuando el problema se vuelve real.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Emily Ratajkowski (@emrata) el

La buena de Emily subió una foto hace unos días en ropa de baño que, en fin, lo mejor es ir a su Instagram a verlo. La red social estuvo a punto de bloquear la cuenta, incluso la foto no se pudo durante unos instantes hasta que el equipo de Ratajkowski consiguió que Instagram la desbloqueará. Los likes, como era evidente, comenzaron a subir. Casi 2 millones de personas han dado a me gusta a la foto. No es para menos.

Una vez más demuestra la americana que es una de las modelos más guapas del mundo. No solo su cuerpo es el más deseado. Es también su mirada la que hace que sea imposible no soñar con ser parte de ella durante al menos un instante. Hay censuras que no pueden con nuestra imaginación. Y eso de momento, solo nos pertenece a nosotros.

Señor X sueña con cazar pájaros todas las noches. Compartimos inquietudes.