Emily Sears, la Ariadna Gutiérrez australiana, que arrasa en EEUU

¿Emily o Ariadna?, difícil elección

Cuando una lleva más de quince portadas de revistas pierde el norte con facilidad, y a decir verdad, tiene derecho a hacerlo.

Porque una puede ser guapa, tener talento, seguidores y ser ídolo de masas, pero verte 15 veces en las revistas del quiosco y que hasta el vendedor de prensa te conozca, es lo más.

Algo así le pasó a Emily Sears, por lo menos en lo del número de portadas. A la guapísima modelo australiana el tema del modelaje y del atractivo le viene de familia, ya su abuela hizo sus pinitos como modelo en sus tiempos y Emily aprendió, copió e indudablemente, mejoró.

Otra de las asiduas a las disciplinas deportivas y al fitness, su cuerpo es el mejor ejemplo de lo que el ejercicio puede hacer con el físico de una, y Emily no se queda nada corta a la hora de publicar fotos de su anatomía en sus redes. Ligera de ropa, posados que dicen y curvas por donde se mire es lo habitual.

Y como si aún con sus medidas o con su cuerpo no hubiéramos tenido suficiente, la modelo tiene unos ojos verdes que hacen las delicias de todo el que la mira, no hay nada que no pueda gustar a nadie en Emily.

Reconoce que a veces se siente un poco presionada por la cantidad de comentarios subidos de tono que recibe a través de sus redes y que se deben a poses, modelos y físico, pero responde con contundencia y pone solución pronta al problema, es una firme defensora de los derechos de la mujer y de la posibilidad de lucir como a una le dé la gana.

Ariadna Gutiérrez no va a tener ni tiempo para reaccionar ante este nuevo revés femenino. A ver cómo se las apaña con Emily en escena, que se las busque.