¡Escándalo Karol G! Se le sube el top bailando y ¡se le ven!

Cuando empieza a moverse, no puede parar

Ni tops, ni shorts ni prenda que se precie es suficiente para Karol G, para contener anatomia en movimiento, que todo hay que decirlo. Ninguna se atreve con ella, con sus meneos, con sus curvas y con su ritmo, lo tienen difícil los diseñadores. Y es que el género urbano, el reguetón no sería nada sin un movimiento acorde que le acompañe, y para movimientos, los suyos. Que si es capaz de moverse en un camerino, en la calle o en la playa lo de los escenarios tiene que ser más, mucho más. Y da igual que la cantante se decante por un top de los mínimos que no puede contener toda esa naturaleza, y poco más que esa especie de mitones veraniegos, de mangas sin sentido acompañen al baile, la cosa es su público, sus luces y su movimiento, el resto, da igual.

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Suena y suena 🔥

Una publicación compartida de KAROL G (@karolg) el

Porque tan sólo con ser capaz de concentrar a 100 mil personas en un único concierto es ya todo un logro. Porque con eso y menos una puede olvidar que lleva un top y que levantar los brazos sin nada debajo de él, tiene sus peligros, nada lo suficientemente peligroso ni lo suficiente para Karol

Excesos, eso a Karol le va 

Y como nada es suficiente, siempre puede haber un más. La de que más seguidores tiene, la que gana más dinero, la del novio lo más de lo más y la del gusto por los accesorios, cuantos más, mejor. Una condicición que sin duda le da su puesto de number one en esto de la música, en esto del género y en esto de cantar. Y no lo dice ella, lo dicen todos los que le siguen, y los que la descubren. Lo dice hasta Hollywood, ahí es nada. La meca del cine y nuestra colombiana, too much, Karol, pero too much.