¡Escándalo Paola Jara! Las fotos antes de operarse la cara (y el cuerpo)

Las diferencias saltan a la vista

Si los milagros no existen, que se lo digan a algunas tras su paso por el cirujano y el bisturí. El cambio a veces es tan espectacular que dejan de ser la persona que todos conocíamos y se convierten en otra totalmente diferente. Cambios justificados, retoques estéticos sin importancia o remodelación y redefinición de una misma según necesidades de la interesada y según presupuesto, que esto de barato, tiene poco. Paola Jara ha reconocido siempre que se le ha preguntado que ha pasado por quirófano en más de una ocasión. Presumida y pizpireta, sabe que su profesión está ligada a un físico y a una presencia determinada, que además de su voz y de su estilo, su físico también tiene que llamar la atención, y lo logra, sin duda sabe cómo hacer para que nos fijemos en ella. La cosa es que hace unos años la cantante de rancheras no era si sombra de lo que hoy es. Y podemos echarle la culpa a la juventud, a que su cuerpo aún no estaba definido o a que los ceros de su cuenta corriente no eran los mismos que son hoy. 

El caso es que Paola, hace unos años, era otra Paola. Más rellenita o con algún kilito de más de los que luce su anatomía en la actualidad con una cara y figura más redondita. Puede que incluso se trate de la época en la que la cantante se retocó la nariz para darle un ángulo diferente a su rostro. O puede, que como hemos dicho, la edad sea la culpable de no dejar aparecer a la Paola que hoy conocemos. El caso es que luce diferente, que nos choca y nos sorprende conocer a la artista de hoy pero no a la persona que fue ayer. Para que luego no digan que los milagros no existen.