¡La escandalosa foto de Carolina Cruz en bañador!

Los excesos nunca fueron buenos

Las hay que todavía no se han dado cuenta de que el exceso de Photoshop en lugar de convertirlas en más divinas lo que hacen es demostrar que son más humanas que nosotras mismas. Y en realidad ese esfuerzo a base de programas de ordenador, para nada sirve, porque todas las del panorama rosa están tan estupendas que incluso se han olvidado de ello. Carolina Cruz Osorio es de las que no se han dado cuenta, o quizás de las que se ha olvidado de los resultados del abuso en lugar de sumar, resta. Porque esto de aparecer rodeada de un halo que la convierte en prima hermana de la Venus recién salida de las aguas del mar es demasiado. Y el pintar toda su piel de un tono pastel que no deja ni un lunar, ni una peca al aire le resta cualquier ápice de realidad. 

Y es que la fotografía tiene toda la pinta de ser una de esas que se utilizan para publicitar trajes de baños y quedar estupenda en los escaparates de las tiendas de lencería. Lo mismo y todo la ha utilizado la propia Carolina para promocionar su marca de bañadores, no nos extrañaría nada. Incluso ya puestos, que se haga lo propio con los accesorios, que eso de llevar un bikini a dos colores que combine con los colores de unas pulseras de cuentas es lo más. Glamour elevado a la infinita potencia.

No todo sirve en los negocios, Carolina, ni toda perfección vende. No te extrañe que con un poco menos de corrección y algo más de naturalidad las ventas de esa prenda de baño suban como la espuma. Que la perfección nos da un poco de miedo, que queremos algo más cercano que pueda con nuestras imperfecciones. Y eso tú lo sabes, lo mismo esta vez, se te ha olvidado.