El escandaloso bikini de Taylor Swift: “¡No me lo creo!” (vas a alucinar)

La cantante nos tiene acostumbrados a otras cosas

Siempre a la última. Con gusto al vestir y al lucir. Impecable en el escenario y fuera de él. Así es Taylor Swift y así la vemos a la cantante a menudo, cuidando siempre su apecto. Guapa y estilosa, su profesión así lo requiere.

Le gusta enseñar y marcar curvas, se cuida, hace ejercicio y no para de moverse en cada uno de sus shows. En su físico, destacan sus piernas, kilométricas, bien torneadas y aseguradas en muchos dólares por si algo le ocurrieran.

Acostumbrados a vestidos cortos, shorts más cortos aunque no por ello menos especiales, la foto con la que nos ha sorprendido en las aguas de las Bahamas no te dejará indiferente a tí tampoco. Esperabamos ver un bikini mini, de esos que dejan poco margen a la imaginación, y esta vez no ha sido así. La Swift aparece con un bikini de talle alto, muy alto, demasiado alto, repetimos, para lo que nos tiene acostumbrados. Eso sí, estiloso. Y aunque tapaba más de lo acostumbrado y daba más la sensación de una faja que de un bikini, la guapa cantante ha demostrado que está en forma y que su cuerpo es igual de perfecto con poca y con algo más de ropa. Amante también de los complementos esconde su mirada detrás de unas gafas rojas tamaño king size. Y como quien no quiere la cosa, se recoge el pelo en una trenza despeinada que hace que todo el conjunto encaje en ese escenario. Hasta para ir a darse un baño a la playa hay que tener estilo.