¡Esto va estallar! Daniella Chávez lo sujeta como puede. ¡Locura!

No parece preocuparle mucho

Daniella Chávez acaba de darse cuenta que aumentar de talla cada poco tiempo no es buena idea si se quiere dedicar al baile. Y es que tras su paso por un programa en el que la modelo ha tenido que aprender a mover el cuerpo según el ritmo que sonase y llevando un modelito a juego que pudiese aguantar toda su naturaleza, la modelo se ha dado cuenta que escoger aquello que pudiera sujetar todas sus curvas ¡ha sido una odisea!

Seleccionar lo más adecuado para su físico no es tan fácil como pudiera parecer a simple vista…

Sus problemas con las prendas y con todo lo que se pone para intentar cubrir su cuerpo no se reducen a los momentos de televisión ¡salir a la calle es toda una aventura!

Su gusto por ser lo más grande posible es inversamente proporcional a la talla que prefiere usar, y así pasa lo que pasa… ¡que las prendas dan la sensación de que de un momento a otro van a estallar!

¿Han visto el modelito tan mínimo que ha elegido para ir de compras? ¿Y el grosor de los tirantes para intentar sujetar todo?

Y aun así…no sabemos si el vestido terminará de una pieza

Lejos de preocuparse por ello, Chávez parece disfrutar cada vez que se habla de este tema, al final ha conseguido que todo el mundo la conozca por lo mismo, ¿por qué parar ahora? ¿Por unas simples costuras?

Todo se arregla con la compra de nuevas prendas, ¿o no?

Lo más curioso de la modelo y ahora también bailarina es que tiende a comprar tallas pequeñas para sus vestidos pero a la hora de escoger accesorios para completar el estilismo, las gafas, bolsos y tacones le gustan ¡cuanto más grandes mejor!

Daniella es pura contradicción a la hora de decidir que llevar encima pero es bastante coherente a la hora de lucirlo y pasearlo, aunque estalle o esté a punto de reventar.