A Eva Padlock se le escapan de la chaqueta, ¡Ie estalla la cremallera!

La naturaleza lucha contra el vestido. ¿Quién ganará la batalla?

Al verla muchos pensarán que es una joven más en busca de un futuro dentro del mundo de la moda. Una chica inexperta y sin experiencia que busca la fama a toda costa. La típica modelo que se relaciona con uno o dos jugadores de fútbol y que acaba en el olvido. Sin más talento que el de posar y figurar. Qué confundidos están con ella. Eva Padlock no es ni inexperta, ni le falta experiencia o talento. Tiene 35 años y lleva muchísimos años trabajando.

Un trabajo que le ha valido el respeto de sus compañeras de profesión y de las marcas. Y gracias a ese trabajo desde hace años ha cultivado un cuerpo que quita el hipo. Nadie podría decir que tiene 35 años. Los tiene muy bien puestos. Y es que la barcelonesa no deja un día sin ir al gimnasio ni perdona la buena alimentación. Solo así se entiende que su cuerpo y su figura siga siendo de las más solicitadas dentro del mundo del motor.

Y es que ella, que ha sido Monster Girl, sabe que del pasado no puede vivir. Pero de vez en cuando nos deja una de sus fotos antiguas cuando trabajaba para la bebida energética y daba sombra a los pilotos de Moto GP. Y es en esas fotos donde entendemos que la edad es tan solo una cifra.

En la última foto sale con la chaqueta de la conocida marca de bebidas. La cremallera no puede abrocharse. Su busto sobresale y lucha por salir. Es una pelea entre la naturaleza y la prenda de ropa. El cuero aprieta y eso hace que no podamos ver todo su esplendor, pero intuimos que el tamaño es descomunal. Nadie puede negar que su físico es fuera de lo normal.

Hay Eva Padlock para rato. Y eso que va camino de los 40. La experiencia es un grado. Queda demostrado.