¡La ex novia de Courtois lo enseña todo por Instagram!

Ahora entendemos porque el belga tenía manos solo para ella y no el balón

La etapa en el Real Madrid de Thibaut Courtois comienza a ser una pesadilla para el portero belga.  Su rendimiento deportivo está en entre dicho y su vida sentimental ha sido también cuestionado tras su romance con la modelo y presentadora de televisión Alba Carrillo.

El jugador del Madrid llegó el verano pasado para estar más cerca de sus hijos a la capital española. Ese fue el principal motivo por el que el jugador aceptará jugar en el eterno rival del Atlético de Madrid, equipo el cual defendió su camiseta durante varias temporadas.

Sin embargo Courtois estaba abierto al amor y así fue como en una fiesta en la noche madrileña coincidió con Alba Carrillo. Se conocieron y se gustaron. Empezaron a hablar y poco a poco la relación fue a más hasta llegar a tener un romance. El romance fue breve y acabó con polémica tras una foto subida en el Instagram de Alba Carrillo donde atacaba directamente al belga y se defendía de aquellos que decían que el mal rendimiento del jugador del Real Madrid se debía a una relación con ella. Sacaba las uñas para defenderse a sí misma la madrileña.

Alba siempre ha sentido predilección por los deportistas. La ex Superviviente estuvo 4 años con el tenista Feliciano López. Anteriormente había estado con el motociclista Fonsi Nieto, con el que tuvo su, hasta el momento, único hijo.

La ex concurstante de Supermodelo tiene ya una larga trayectoria profesional y desde hace 3 años colabora con varios programas de Telecinco donde se ha convertido en una de las caras más reconocibles de la cadena.

En su última foto en Instagram Alba ha compartido una foto frente al espejo sin ninguna prenda que cubra su cuerpo. En ella la presentadora dice que había prometido la foto en bikini pero que , bien por ella, se le había olvidado. La foto evidentemente ha reventado instagram y tiene ya más de 28.000 me gustas. Veremos si en la próxima foto Alba también se deja el bikini en casa.