El explosivo look de Demi Rose ¡para ir al gym!

Lo típico de la modelo

Si hay algo común entre todas las famosas que se pasean por la sección rosa es su afición al gimnasio. Las hay que podrían tirarse los días enteros levantando pesas y dando más forma a su cuerpo, las hay que lo pisan de vez en cuando porque los hay que pisar y luego está Demi Rose, la que se escapa de ciento en viento al gym no sabemos muy bien con la excusa de qué.

La modelo de tan sólo 24 años y acostumbrada a lucir algo más que palmito ha reconocido en alguna ocasión que el deporte no es lo suyo, pero que de vez en cuando, toca. Que a ella lo que le va son las pizzas que le ayudan a mantener volumen y a generar escándalos en cualquier ojo que la ve. Y si unas nos preocupamos porque nuestra retaguardia no cumple con los cánones establecidos o porque a duras penas entren en los jeans, con Demi parece que no pasa eso, porque a ella le va el exceso, cuanto más, mejor, en todo.

Y si nos tiene acostumbrados a bikinis mínimos, a escotes máximos y a vestidos que más que una segunda piel parece la primera, para ir al gimnasio la cosa no podía ser menos.

Un top ajustado hasta decir basta es la prenda fetiche para el momento deportivo, manga larga y escote amplio, otro de esos despropósitos de la modelo curvy.

Y por la postura de Demi más bien pareciera que en lugar de ponerse a sudar a base de abdominales o carreras en la cinta su idea es tumbarse al sol, que lo mismo para ella, también eso es deporte. Lo que sea es válido si se trata de mantener delantera y retaguardia, aunque sea a base de pizza, que con Demi, funciona.