¡Final feliz! Tammy Hembrow sale de la ducha y no se pone nada

Pillada de la americana relajándose tras una buena ducha con un fin inesperado

Qué momento tan bueno el llegar a casa después de una jornada de trabajo y poder pegarte una buena ducha caliente. Te relajas, te limpias de todos los males del día. Entras en calor y acabas más relajado que nadie en el mundo. Sales y te pones a leer un buen libro mientras disfrutas de tu mejor momento del día.

Cuando sales del trabajo y de la rutina necesitas encontrar un punto de escape. Una forma de encontrar la paz mental. Y es así como buscamos y encontramos nuestros trucos y nuestras rutinas para encontrar esa tranquilidad en nuestra guerra diaria.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

🌸💕

Una publicación compartida de ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀Tammy 🦄 (@tammyhembrow) el

Imaginaros además si tienes a parte de tu trabajo dos niños a tu cargo. Las tareas se multiplican y encontrar esos momentos de paz se complican aún más. Es lo que le pasa a la buena de Tammy Hembrow. La modelo fitness es madre de dos hijos y le cuesta encontrar esos momentos de paz y tranquilidad en su rutina diaria.

Pero siempre que los encuentra los comparte con todos sus seguidores. Y no son pocos. La americana tiene ya 10 millones de seguidores que siguen su día a día y el de su familia. Suele subir fotos con sus hijos a parte de sus rutinas en el entrenamiento. Es seguida por muchas madres primerizas pues quieren saber cual es el secreto de tener un cuerpo como el suyo después de haber sido madre dos veces.

El secreto es sencillo: trabajo y trabajo en el gimnasio. Tammy se machaca todos los días y luce una retaguardia y unas abdominales que te quitan el hipo.

Ayer mismo la hemos visto recién duchada. Saliendo de su momento de relax. El final feliz que un día duro necesita. Con una bata y nada más para cubrirse nos enseña una sonrisa que nos tranquiliza y nos transporta a ese mismo cuarto con ella. Nada como acabar el día con una buena ducha para quitarse todos los males.