La foto de Falcao con Lorelei Taron en la playa: “¡No tiene trasero!”

Ojo a lo que se comenta en las redes sobre la mujer del 'Tigre'

Radamel Falcao ha tenido unos días libres antes de incorporarse a la selección de Colombia y no ha dudado en perderse en un sitio idílico con su pareja Lorelei Taron, quien ha hecho constar ese viajito con su pareja en la red social Instagram con una publicación en la playa en la que salen ambos abrazados mirándose y riendo, una foto inocente que ha levantado cierta polémica por el físico de una Lorelei a la que se le ha visto algo más delgada de lo habitual y algún comentario ha saltado la alarma como el "'¡No tiene trasero!" que ha realizado algún fan de la ahora cantante.

Más allá del viaje de Falcao con su pareja argentina, el futuro del delantero del Mónaco no está nada claro. En las últimas fechas ha mandado a su agente Jorge Mendes a España para intentar colocarlo en algún equipo que juegue en competiciones europeas como el Atlético de Madrid o el Valencia, sin embargo, el más interesado en hacerse con sus servicios sigue siendo un Real Betis que no jugará en Europa el próximo curso tras un final de temporada convulso que ha supuesto la salida del club del técnico Quique Setién.  

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Reímos juntos ... lloramos juntos ... siempre juntos ❤️#Godiseverythinginourlives #godisgoodallthetime #godfirst

Una publicación compartida de Lorelei Tarón (@loreleitaron) el

Falcao deberá buscar fuera de España si quiere jugar competiciones europeas la temporada que viene ya que en el Mónaco esta temporada con el casi descenso se quedaron sin opciones muy rápido de luchar por plazas europeas. 

El delantero colombiano podría tener una opción interesante con el Galatasaray turco, quien está dispuesto a mantenerle su altísima ficha que actualmente posee con el Mónaco si consigue que el conjunto monegasco acepte una oferta de 14 millones de euros por su contratación, algo que parece complicado.

Falcao espera hacer una Copa América buena para volver a recuperar algo del mercado perdido esta temporada con el Mónaco.