La foto íntima (y nunca vista) de Ariana Grande (¿”Eso es lo que parece?”)

Desvela sin querer uno de sus secretos más íntimos

La cantante estadounidense está que se sale. Considerada todo un icono en el panorama musical actual, ídolo de adolescentes y empresaria, también tiene tiempo para dedicarse de vez en cuando al mundo de la interpretación. Es joven, guapa y talentosa. Sus conciertos son muy comentados no sólo por todo lo que rodea al expectáculo, también por ser asidua a usar poca ropa en ellos y a enseñar su cuerpo sin pudor ni vergüenza alguna. 

Parece ser que esto es un rasgo común entre los ídolos de los adolescentes, también es porpio de Myley Cyrus, por decir alguna. Cuida mucho el atrezzo y puede llegar a cambiar hasta en casi 10 ocasiones el vestuario en un mismo concierto. Los fuegos artificiales y los efectos especiales son usuales en todos sus shows. Si hay algo de lo que se queja su legión de fan, a los que se les conoce como ‘arianators’, es de su falta de interacción con el público en cada una de sus apariciones. Simplemente saluda, se despide y se acabó. Ni una muestra de afecto ni de deferencia para los allí congregados más allá de lo justo. Ganaría puntos con alguno de estos detallitos, pero claro, ella ya está donde siempre ha querido estar.

Y ahora, nos encontramos con esta foto. Ella que cuida sus apariciones y apariencia. Y no sabemos si es parte de su rebeldía, de su vestimenta o que ha enseñado demasiado sin querer. 

Podría pensarse que utiliza faja para estilizar figura, podría pensarse que ha desvelado uno de sus secretos más secretos o podría pensarse que le importa poco que sepamos que usa esta prenda, si es que se trata de ella. Y qué más da, ella es Ariana Grande y puede permitírselo.