La foto en leggings que destroza a Carolina Cruz: “¡Tiene cola de vieja!"

Los defectos de la modelo a la vista

Esta vez le ha tocado el turno a Carolina Cruz. Esta vez el centro de la diana, los dardos con opción a molestar y a hacer daño han concentrado esfuerzos en la modelo, empresaria y presentadora colombiana. La han convertido en su objetivo, y en esta ocasión no es para bien. Y no es que Carolina haya dicho o hecho algo que haya molestado, o que haya levantado ampollas sobre algún asunto peliagudo. No, nada de eso. Esta vez los menos fieles creen haber encontrado un filón para incordiar. Se han fijado en sus curvas, culpables en parte de su carrera como modelo. Aseguran haber visto que el cuerpo de la modelo, en concreto su trasero, está perdiendo su guerra contra la gravedad, afirman que el paso de los años comienza a notarse en las carnes de la modelo, que ya no es lo que era. Nada más lejos de la realidad, sólo tienes que ver la publicación para poder juzgar por ti mismo. 

Ya sólo la postura, la pose de Carolina es digna de alabanza y admiración. No parece nada fácil ser capaz de mantenerse sobre un pie, prácticamente de puntillas mientras se eleva la otra pierna y logras mantener la serenidad en el rostro. Difícil no es la palabra exacta para definirlo. Y qué decir de ese cuerpo diez enfundado en unos leggins que no permiten que se oculte ni un gramo de grasa. Grácil, ligera, como si su cuerpo fuera capaz de levitar sin esfuerzo alguno. Sin duda no hay fundamento para esa afirmación. Sin duda lo que hablan son los celos y las envidias de aquellos que intentaron imitarla, y por muchos intentos, no lo lograron ni de cerca. Y eso que las copias de un original, nunca fueron buenas. Pero lo mismo sus críticos, todavía no se han enterado.