La foto de Lorelei Taron (y sale Falcao) que revoluciona Francia

Alucinarás

Siempre que tiene ocasión de hablar de los suyos Radamel Falcao ensalza la figura de su mujer Lorelei Taron, quien no ha conseguido estar en un segundo plano en Mónaco donde ha destacado por encima del resto de mujeres de futbolista a excepción de Daniela Semaan, quien juega en otra liga por venir de donde viene. 

La esposa del delantero colombiano se dejó ver en el Festival de Cannes con un espectacular vestido azul que dejó anonadados a los presentes en la alfombra roja y eso que por ella pasaron actrices de Hollywood de primerísimo nivel. Sin embargo, 35000 likes en Instagram pueden dar buena fe de que la guapísima argentina triunfó en Cannes. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Gracias @tonywardcouture por este look tan hermoso para la alfombra roja del festival de Cannes. 💫#festivaldecannes2019

Una publicación compartida de Lorelei Tarón (@loreleitaron) el

Una mujer devota

Lorelei Taron no desaprovecha ninguna ocasión para poder hablar de sus sentimientos hacia Dios. Curiosamente fue en una iglesia donde conoció a Radamel Falcao en la época en la que el futbolista colombiano jugaba en el River Plate argentino.

Allí lo intentó varias veces Falcao, pero a diferencia con el gol no estuvo muy acertado y Lorelei le rechazó en varias ocasiones, sin embargo, antes de que emprendiera su viaje al fútbol europeo la argentina le dio el "sí, quiero" al atacante cafetero.

 

Una carrera en la música

La esposa de Falcao había tenido formación musical desde muy pequeña y aprovechó la tranquilidad que le da económicamente vivir con "El Tigre" para poder luchar por sus sueños y en 2013 sacó su primer sencillo y posteriormente su primer album.

Un objetivo que tenía marcado en rojo en su agente Lorelei y que pudo cumplir. Ella siempre ha reconocido que eso ha sido una de las mejores cosas que ha hecho en la vida, junto a lo de tener hijos con Falcao.

El delantero del Mónaco ha conseguido una joya que ha estado con él en los buenos y en los malos momentos.