¡La foto más escandalosa de Demi Rose! ¿Te atreves a mirarla?

¡La han pillado!

La mentira vive instalada en la vida de todos, por definición todos mentimos, aunque intentemos buscar excusas para justificarlas, y a nosotros, también.

No hay mentiras a medias, que quede claro.

Y todo esto de las medias verdades por tratar de darles un nombre más diplomático viene a cuento de algunas afirmaciones que creíamos ciertas de Demi Rose pero que parece que están un poco maquilladas.

La modelo del cuerpo imposible y de las curvas más imposibles aún ha contado en alguna ocasión que no suele ir al gimnasio, que su cuerpo es perfecto tal y como es y que lo suyo es naturaleza y punto.

También ha dicho que retaguardia y delantera deben su tamaño –en parte- a su aficción a las pizzas y a la comida rápida, lo que podría decirse que es la gran suerte de la modelo.

Pues bien, o Demi nos ha contado verdades a medias o Demi practica deporte como todo hijo de vecino. Porque la han pillado, y con esta prueba ahora le va a ser muy difícil negar la evidencia o buscarse otra media verdad.

Y es que no es ni por asomo normal que Demi se prodigue por las calles tapada en exceso, que ya conocemos sus gustos, pero menos habitual es ver a Demi vestida con ropa deportiva como si volviera del gimnasio o fuera camino a él.

Ni leggins cortos que se precien, ni top ceñido de los de siempre pero con algo más de tela y con estilo totalmente deportivo, así la han pillado. Todo un escándalo que contradice la negativa de la maniquí al gimnasio y un motivo más que evidente para el tamaño de su cuerpo.

En la fama no hay secretos, Demi, y por el bien de uno se debe recordar lo que se dice si no quieren que se le pille, aunque sea en una media mentira.