La foto picante de Paulina Vega: ¡Se sube la falda a lo Andrea Validiri!

La colombiana impresiona

Paulina Vega está acostumbrada a posar, se nota. Haber sido miss Universo hace unos años da la templanza y el saber estar de las grandes. Eso es lo que la modelo es capaz de transmitir con un simple clic al objetivo y a nosotros. Ser también la cara visible de grandes marcas es un plus en eso de manejar los nervios y mantener la pose durante tiempo. Y la ex-señorita Colombia domina este arte a la perfección.

Estamos ante una belleza exuberante, ¿no crees?

Acostumbrada a posar liguera de indumentaria o con más tela en su vestimenta, la colombiana no tiene problema con los trajes a desfilar. Sabe que los largos pueden ser igual de atractivos que los cortos. Sabe que insinuar tiene más efecto que enseñar. Y sabe que con los gestos o incluso con una mirada se puede decir mucho más que con las palabras. Como levantar una falda larga con delicadeza, sin prisas ni estridencias. Y dejar a la vista parte de unas piernas kilométricas. Una camisa desabrochada a la altura del pecho. Seducir sin mostrar. Mirando al objetivo, sin pestañear, con la seguridad de la experiencia. Un conjunto bonito y sencillo que nada tiene que envidiar a las portadas de revista protagonizadas por la modelo.

Y esa delicadeza que nos hace llegar a través del objetivo es la misma con la que se desenvuelve como presentadora. Son dos formas diferentes de comunicar pero con el claro objetivo de llegar a su público. Utilizando palabras o imágenes, es igual. Decir lo que sea de la forma que sea. Transmitir. Y cuando se apagan los focos, ser capaz de separar su vida pública de su intimidad. Defender como una leona su espacio fuera de los focos. Y disfrutar de los viajes y de su familia, como le gusta hacer a la guapa colombiana.