La foto de Sol Pérez que escandaliza Instagram ¡lo va a reventar!

La chica del tiempo nos muestra una faceta que no conocíamos: ¡impresionante!

Sol Pérez tiene un cuerpo que puede rivalizar con algunas de las Influencers más reconocidas en las redes sociales referentes al fitness, como la reina en este aspecto: Sommer Ray, o las conocidísimas Jen Selter o Michelle Lewin. Sus curvas, a las que nos hemos aficionado (y cada vez más gente) son estratosféricas, se mire por donde se mira. Tiene una delantera firme y turgente, unos hombros proporcionados y después viene la locura: muslos poderosos, cuádriceps y gemelos rellenos de músculos, y glúteos de piedra. Ella se lo trabaja, y mucho, no en vano promociona varios productos relacionados con marcas de reconocimiento para los aficionados a cultivar su musculatura en los gimnasios, y lo demuestra enseñando palmito, lo cual no solo ha captado la atención de miles de fans sino que cada día gana más adeptos.

Solci Pérez, en el plató

Principalmente porque Solci es muy activa en redes sociales. Cada día cuelga un posado a cual más sensual. Tiene una foto tipo, que es con su modelito en el trabajo, donde su retaguardia es la protagonista y versa de lo ajustado de este a aquel. Por ahí van los tiros de los comentarios vertidos a la modelo y presentadora: la gente anima a la porteña a mantener este constante goteo de contenido en el que sus curvas atrapan al observador, como un juego de manutención en el que la observada se obliga a enseñar su sensualidad a diario mientras los espectadores la felicitan por ello. Es un juego que tiene atrapadas a las dos partes, se retroalimentan. Normalmente son mini faldas o bikinis los que más llaman la atención de estas fotografías, pero esta vez Solci nos ha mostrado un look más informal que, sin embargo, no ha dejado de impresionar. Tales son sus atributos. La argentina promociona un tipo de nutrición mientras nos enseña como le quedan sus vaqueros nuevos, y es ahí donde su cola vuelve a tomar ventaja: pasen y vean, el reto de mirar a otro lado está echado.