Fotografían a Sara Corrales mientras se baña así: ¡Atención a lo que se ve!

Se nota que está en su mejor momento

Se nota que Sara Corrales necesitaba un receso en su ritmo de vida, que el trabajo y las polémicas le estaban ganando la partida y que Tulum y las vacaciones van a devolvernos a una Sara nueva.

Desde que está en la playa y desde que sólo luce bikinis o algún vestido de poca tela, Sara no deja de sonreír. Y no es que nos hubiéramos olvidado de su sonrisa, que nunca le falta, es que ahora sonríe y está relajada, y eso ya es mucho.

Ni polémicas, ni críticas ni el pensamiento del retorno a su casa ha empañado este tiempo de asueto, ¡qué bien te ha sentado el cambio de aires!

Incluso en los comentarios con los que acompaña se ve a una Sara en modo zen, que ve la vida con otros ojos y que nos anima a hacer lo mismo, ¡quién pudiera!

El caso es que en esta alegría –esperemos que no pasajera- que acompaña a la maniquí, Sara ha sacado su lado de niña o ha recordado su infancia cuando saltaba en los charcos mientras llovía y esta vez lo ha hecho metida en una piscina mientras cae agua del cielo, otra forma de volver a los días de la infancia.

Una Sara espectacular, con un cuerpo espectacular gracias a sus rutinas y al deporte –y a pesar de las críticas- a la que los bikinis le sientan de maravilla y a la que no le hace ni falta una gota de maquillaje para lucir genial, la que es guapa, con poquito. 

Esperemos que a tu regreso la sonrisa, el recuerdo de cuando eras niña y la lluvia sigan estando presentes mientras paras todos los goles, críticas y polémicas que te están esperando. O lo mismo necesitas coger otras vacaciones aún más largas, quién sabe.