¡Las fotos de Sol Pérez antes de operarse la cara y el cuerpo!: “¡Brutal!”

Otra chica del tiempo totalmente diferente a la de ahora

Que todos tenemos un pasado es algo tan obvio que no sería necesario ni decirlo. Que los cuerpos, el estilo y la personalidad han ido cambiando a lo largo del tiempo tambíén es obviedad. Pero que, en ocasiones, las fotografías que tomamos hace mil años nos pueden jugar una mala pasada, también es cierto. Y si una se muere de vergüenza al comprobar cómo era y no se acordaba hace veinte años, no queremos ni pensar el grado de bochorno que cercará a nuestros famosos si se ven en una de estas. Que se lo pregunten a Sol Pérez a ver si encuentra lugar en el que esconderse después de recordar cómo lucía hace unos cuantos años y cómo lo hace ahora. 

La más sensual de entre las presentadoras del tiempo, la Sobri de Pérez que conocemos hoy en día, no se parece ni en las pestañas a la chica que aún no presentaba el tiempo pero que con el tiempo haría. Ni en cuerpo, ni en rostro ni tan siquiera en el color del pelo diríamos que ambas son la misma persona. Y si nos da por pensar que la modelo ha contado con ayuda profesional para llegar a tener ese cuerpo, estamos en lo cierto. Y no, no es su cola precisamente la que ha pasado por manos de cirujanos para lucir como hoy lo hace. Según cuenta la argentina, la voluptuosidad y turgencia de sus nalgas se deben a su gusto por el patín y a las horas que dedica a moverlo. Que sí es cierto que se retocó la nariz, pero por problemas de salud, y no estéticos. Y que su pecho también ha recibido una ayudita, o una ayudaza. Y del resto de sus gracias, cosas de la genética dice. Pues qué suerte de naturaleza la tuya, y de antepasados.