Georgina enamora. Cristiano pasa a segundo plano y no se lo toma nada bien

La española empieza a brillar y esto ha levantado la envidia de muchos....

Cuando Cristiano fichó por la Juventus de Turín en el comienzo del verano de 2018 el país transalpino vio al crack como una estrella mundial y a su pareja como una WAG. Nada más. Año y medio después Italia es consciente de que se equivocaron de pleno con la española. Ni Georgina es solo la esposa de un futbolista ni Rodríguez se conforma con ser madre y ama de casa.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Backstage ✨ #sanremo

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

La argentina de nacimiento pero española de corazón, puesto que se crió en Jaca (Huesca) desde muy pequeñita, se ha ganado al país italiano a base de esfuerzo, trabajo y constancia. Y ahora está empezando a recoger los frutos. Hace unos días presentaba el festival de Sanremo y al verla sobre el escenario son muchas las personas que no se creían lo que estaban viendo. La pareja de Cristiano Ronaldo es mucho más que un florero, etiqueta que, por desgracia, se sigue colocando a muchas parejas de deportistas de élite. 

Georgina se ganó al público desde el inicio y deleito con sus bailes como un tango que se marcó en mitad de la gala y que hizo pensar a muchos espectadores que nuestra protagonista era 100% argentina. Nada más lejos de la realidad. Georgina baila así de bien no por haber respirado aire de la Patagonia, sino por haberse formado en la “Royal Academy of Dance de Londres, lo que le permite tener unas habilidades muy buenas para el baile. 

Georgina

En Italia ya saben que Georgina, además de una WAG, es modelo, bailarina, presentadora e influencer. De hecho es la chica española con más seguidores en España con sus 16 millones de “followers”. A partir de ahora la tratarán con más respeto, algo que se ha ganado con su sudor porque si hay algo que ha hecho Georgina es construirse a sí misma para lucir con su propio brillo, sin necesidad de utilizar el de su chico.