Georgina Rodríguez se hace un selfie en pijama (y estalla Italia)

Alucinarás con el escándalo

En Italia, al igual que en España y el resto del Mundo, alucinan con Georgina Rodríguez. No es para menos. Está sabiendo explotar sus virtudes y cada vez que aparece en público o cuelga una foto en sus redes sociales da que hablar.

La última, un selfie en su casa, poco antes de irse a dormir, con un pijama que ha dejado a todos boquiabiertos, y no porque enseñe más de la cuenta. La gracia está en la marca: Louis Vuitton.

La marca fundada en París, Francia, diseña bolsos y ropa de un precio escandaloso, que suelen lucir futbolistas, artistas, cantantes, modelos, actores y actrices e ‘influencers’. Todos, con un caché tremendo.

En el caso del pijama de ‘Gio’, está valorado en la friolera de 2.700 euros. Una burrada que, para la mujer de un Cristiano Ronaldo que entre sueldo y demás patrocinios, es calderilla, pues sus ingresos anuales superan los 100 millones de euros.

Pero la gente no entiende como una simple prenda de ropa puede ser tan cara y por eso critica salvajemente. Por esa razón, se pueden leer comentarios tan despectivos por una publicación tan inocente.

‘’Yo luchando por llegar a final de mes y otros con un pijama de casi 3.000 euros’’, ‘’Pero si el pijama parece de abuela’’, ‘’Es increíble la geta de las marcas, si eso no cuesta ni 20 euros producirlo’’, ‘’Si es mi sueldo de tres meses’’ o ‘’Algunos niños muriendo de hambre en África y esta tía subiendo fotitos rodeada de dinero, que asco de Mundo’’ fueron solo algunos.

Otros se dedicaron a defender a Georgina, que si bien presume de modelitos, jamás ha hecho comentarios que hagan cuestionar su humildad y siempre ha mostrado apoyo a los problemas actuales.

‘’La gente puede hacer lo que le dé la gana con su dinero’’, ‘’¿Cómo que feo? Si no entendéis de moda no se porqué habláis’’, ‘’La cuestión es criticar’’, ‘’Seguro que vosotros ayudáis mucho a los pobres’’ o ‘’Nadie os dice en que os podéis gastar vuestro dinero, no hagáis lo mismo’’ fueron las respuestas más contundentes.