Gigi Hadid zanja la polémica y desata la euforia: un amor verdadero

La celebrity californiana parece haber encontrado más estabilidad que nunca antes en su relación

La COVID-19 no ha impedido que se sigan celebrando muchos de los mayores eventos del mundo y ahí ha estado Gigi Hadid para deslumbrar a sus innumerables followers con su última estampa junto a su hermana Bella y la reconocidísima modelo rusa Irina Shayk. Las tres han sido las grandes protagonistas de esta Semana de la Moda de Milán y, aunque la mayor de las hermanas ha sido víctima de numerosos rumores sobre otra posible ruptura con Zayn Malik, aún no hay indicios que confirmen tal cosa.

Sin duda alguna esta pareja ha sido una de las más emblemáticas e inestables del panorama mediático en los últimos años pero, a raíz del nacimiento de su primera hija en común -llamada Khai- en el pasado mes de septiembre, ambos parecen haber encontrado esa tranquilidad que jamás había logrado, sobre todo por los continuos rumores de infidelidad que han circulado sobre el seno del cantante británico.

Es innegable que su reciente maternidad no ha influido en la figura de una Gigi Hadid que, a sus 25 años, se encuentra en el mejor momento de su vida tanto en el terreno profesional como el personal y esta vez ha sido reclamada por la prestigiosa diseñadora Donatella Versace para vestir algunos de los últimos modelos fabricados por la marca, algo que no ha pasado desapercibido entre los innumerables millones de followers que alberga en sus redes sociales, especialmente en Instagram.

Eso sí, la última publicación que vimos de la pareja juntos fue en el día de San Valentín y, desde ese momento, no han vuelto a evidenciar públicamente ese momento tan dulce que han afirmado estar atravesando en los últimos meses… volviendo a crear un nuevo episodio en ese continuo idas y venidas que han mantenido desde que comenzara su romance en el año 2015

De momento, Gigi parece estar centrada completamente en su carrear profesional y así lo ha manifestado junto a su hermana Bella, luciendo radiante por las calles de Milán con motivo de uno de los eventos más vitoreados del año en el ámbito de la moda.