Graban a Karol G en bikini (y la cámara enfoca el escote y el trasero)

La colombiana nos deja sin palabras

Al final va a ser que dedicar tiempo al ocio no va a ser tan bueno, que el tiempo libre tiene sus riesgos y que es mejor trabajar. Sólo tienes que mirar a Karol G. La cantante está, nada más y nada menos que en República Dominica. Dándose un baño en aguas turquesas de esas que dejan ver el fondo del mar. Y en buena compañía.   

Descanso u ocio, lo que sea, la cantante también tiene derecho a desconectar. Aunque lleva la música y el espectáculo en las venas, no todo es cantar. Y no es que nos llame la atención que la reguetonera disfrute del agua. Ni su bikini mínimo para ese cuerpo tan máximo. Tampoco lo hace ni la exuberancia de sus caderas ni del resto de su anatomía que siempre que puede se empeña en enseñar. Ya conocemos el gusto de Kardi por marcar curvas, por los cortos y por lo diferente. Ya sabemos que es una mujer de armas tomar.

¿O ya te habías olvidado de alguno de sus outfis como éste?

Lo que nos extraña de verdad es la elección de acompañante, del bañista que está a su lado y que no tiene ninguna pinta de estar disfrutando del momento, muy al contrario que la cantante, todo hay que decir. Todavía no entendemos el porqué de ese amarre suyo a esa cadena que se hunde en el agua. Más soprendente es, si cabe, el tamaño de ese complemento que lleva al cuello. Otra cadena del mismo tamaño y grosor que esa a la que se aferra y no suelta. Peculiaridades que rodean a la vida de la cantante, aunque para ella, sea de lo más normal. El caso es que la estampa es casi idílica, y que al final, lo que importa, es pasarlo bien.