Guerra de divas: Tiffany Haddish nunca lo será tanto como Nicki Minaj

Saltan chispas tras la última publicación de la comediante

Es innegable la capacidad que atesora Nicki Minaj para cautivar a sus innumerables fans cuando sube a los escenarios, pero también lo es que tiene suma facilidad para ser el centro de algunas de las polémicas más sonadas en el panorama mediático… y ahora ha sido su gran enemiga Tiffany Haddish la que ha dejado por los suelos su reputación: la comediante la ha acusado de ser irrespetuosa e impuntual, algo que desde luego no le ha sentado nada bien a la artista nacida en Trinidad y Tobago hace 39 años.

Así pues, ha vuelto a quedar una vez más en evidencia que Tiffany no forma parte de ese elenco de más de 131 millones de seguidores que tiene Nicki en la plataforma de Instagram, una cifra que la sitúa entre las mayores celebrities del mundo. Y, a pesar de que la cantante ha sido protagonista de numerosas polémicas en los últimos años, todas ellas habían sido desencadenas por los continuos problemas conyugales que ha mantenido durante sus dos matrimonios, el primero con Safaree Samuels (hasta 2014) y el segundo con Meek Mill (hasta 2017).

Sin embargo, en ciertas ocasiones también hemos pedido observar como Nicky posee un carácter muy temperamental y aguerrido que salta a la vista en cuanto se siente atacada, como esta vez ha sucedido. La estrella de 'Girls Trip' estaba grabando uno de sus programas cuando un fan la sorprendió afirmando que es ‘la Nicki Minaj de la comedia’, algo que no le sentó nada bien a la también actriz estadounidense y fue en ese preciso momento cuando Tiffany aprovechó para defenderse de tal afirmación, que no fue lanzada con un tono ofensivo.

Y es que Tiffany ha estado alejada de la primera escena mediática durante varios meses por un trastorno alimenticio -en el que ha perdido 30 kilos- y parece haber regresado con las pilas cargadas y dispuesta a hacerse notar en las principales pantallas  yprogramas del corazón. Eso sí, atacar a Nicki Minaj de tal forma la podría salir muy caro ya que la artista de Puerto España no suele encajar nada bien este tipo de comentarios que tratan de agrietar sus principios y dañar su imagen: se avecina una guerra mediática.