¡Hasta eso lo tiene enorme! Lo nunca visto de Demi Rose y que hoy te enseña

Creíamos haberlo visto todo, pero no es así

Cuando la cosa va de tallas y todas grandes la representante de lo maxi en su mayor versión, Demi Rose, no tiene medida.

Todo es poco y nada parece bastar a la modelo curvy hasta que no consigue la talla deseada. Ni problemas para moverse, ni pudor para posar ni miedo de no encontrar tallas y tener que recurrir a modistas y patrones personalizados por todo lo suyo, a Demi le vale más que sus incondicionales le conozcan y le aplaudan por su tamaño que por los problemas que pudiera tener derivados de ello.

Todo a lo grande, todo un exceso para los ojos de los más mundanos pero adecuado y correcto para la modelo que mide en tallas y en tamaños de retaguardia, lo que se dice una profesional de las proporciones.

Pero no sólo en cuerpo, en delantera y en retaguardia es donde la curvy mide, mide también en tela, en los asombros que provoca y en todo lo que usa, si no es XXL, no es de su gusto, no es Demi.

Por eso, cuando la hemos descubierto llevando gafas de sol, no nos ha sorprendido el accesorio. Porque es igual de discreto que la curvy, porque es del modelo y del modo que a ella le gusta y porque sólo con ella podría ser así.

Gafas enormes de corazón con una cadena aún más enorme que nos recuerda a los excesos de otro de los grandes, de Anuel AA y su pasión desaforada por este tipo de tamaños en complementos.

Nunca nos había enseñado un complemento como este ni nunca antes tuvimos tan claro como hoy que lo de Demi y las medidas es una relación de las de amor de verdad, de las de estar 'in love' con lo mayor, lo más grande y lo enorme, como es ella.

A saber cómo será el anillo de pedida, si es que lo hay, para Demi.