¡Horrendo! La peor elección de Irina Shayk después de Bradley Cooper

Se equivocó en la elección

¡Qué curioso! No hace más que unos días que se sabe que el ex de Irina Shayk, el actor Bradley Cooper, ha pasado página y se deja ver con otra guapa, con Ana de Armas, y la modelo casi al unísono cae en picado con la elección de su look, ¿demasiadas coincidencias para la mujer de la mirada de hielo que nunca se equivoca en estas cosas?

La cosa es sencilla. Con la excusa de ocupar páginas de revistas y de abrir y cerrar desfiles de los grandes diseñadores con los estilismos más extremos, presuponemos que la equivoación no caabe, aunque está claro que no siempre se acierta. Por lo visto ella no se ha dado cuenta.

¿O se ha dado cuenta? ¿Será un intento por ocupar las mismas páginas y líneas que el padre de su hija?

Irina siempre está de moda siempre y no sólo porque se dedique a ello, y ahora que Jean Paul Gaultier ha dicho que se retira de la moda la maniquí no podía faltar a la última cita del diseñador.

Aunque de sus últimos paseíllos sobre la pasarela y llevando el estandarte de Valentino hemos descubierto a una maniquí con un vestido largo de estilo oriental… ¡qué visión tan horrenda!, ¡cómo se puede embutir el cuerpo de Shayk en algo tan grande que hace pequeña hasta su cabeza!

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Honored to be a part of this amazing #Couture dream collection.. thank u #JoeMcKenna and @pppiccioli for making dreams come true🖤 @italia3bis @maisonvalentino #Valentino

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

 Tamaño maxi de capa, adorno en el hombro que amenaza con ocultar su cara y cierto recuerdo a las geishas aunque sin pintura blanca en la cara. Too much hasta para la ¡mismísima maniquí!

La peor elección de Irina…aunque se trate de trabajo.

Lo bueno es que conocemos de sobra lo que se esconde debajo de ese disfraz de diseñador. Y Bradley también…aunque intente olvidarlo en brazos de Ana de Armas o de cualquier otra.