¡Incendiario! El desliz de Benny Blanco con Beyoncé delante de Jay-Z

Benny Blanco temió por su relación de amistad con la pareja por su “error accidental”

La entrevista que hizo Apple Music a Benny Blanco el miércoles 24 de marzo, fue muy interesante, sobre todo cuando el cantante reveló lo que sucedió hace algún tiempo, cuando comenzaba a adentrarse en el mundo de la música, durante un fin de semana en casa de Beyoncé y Jay-Z. Benny había ido a pasar unos días invitado por la pareja y recuerda ese fin de semana como uno de los mejores de su vida: “Esa experiencia fue la mejor para mí”. Según relata, estuvieron a lo largo de los dos días centrados en la música, pero de una manera informal y para él era algo excepcional: “Imagínate, Jay-Z está sentado aquí, bebiendo conmigo mientras Beyoncé está cantando pequeños riffs, y él hace freestyling, me llegué a preguntar ¿esta va a ser mi vida ahora?”.

No obstante, todo lo bueno tiene un final y Benny Blanco recuerda que cuando llegó el momento de despedirse tuvo muchas dudas sobre cómo hacerlo, no tenía claro cuál debía ser el protocolo con Beyoncé, si decir solo adiós, o dar un abrazo o con un beso en la mejilla, algo más ‘europeo’. En sus propias palabras, las dudas acabaron en un desliz: “Recuerdo que voy por el abrazo... y luego pienso, voy a besarla en la mejilla. Y fui a darle un beso en la mejilla, y supongo que nos perdimos un poco. Definitivamente el beso acabó bordeando nuestros labios. Yo pensé, Oh, Dios mío. Este es el peor error de mi vida”. El artista se sintió fatal y, además, se percató de que Jay-Z estaba mirando, por lo que llegó a pensar que su carrera musical se había acabado, así como la amistad que había comenzado a crecer entre la pareja y él.

Pero, “Jay-Z no se dio cuenta, o no quiso darse cuenta”, porque se despidió de Benny Blanco con un: “está bien hermano, nos vemos mañana”. A lo largo de la entrevista, el cantante afirmó que cree que él es el único que fue consciente de lo sucedido y que durante todo este tiempo se ha estado mortificando “por culpa de mis neurosis”.