James Rodríguez la lía de nuevo. ¡Kevin Roldán contigo empezó todo!

El colombiano es pillado de fiesta en su peor momento en el Real Madrid

No está pasando por su mejor momento en el Real Madrid James Rodríguez. Parecía que a principio de año se iba a comer el mundo, pero todo acabó en un espejismo. James ha vuelto a ser James. Entrenando menos de lo que debe, con lesiones que le apartan del grupo y para colmo, pillado de fiesta con`enemigos´del Real Madrid. ¡Kevin Roldán contigo empezó todo!

Y es que la famosa frase, pronunciada por Gerard Pique en la celebración del título de liga en 2015, ha perseguido al colombiano desde entonces. Todo se remonta a una fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo. El Madrid acababa de perder 4-0 contra el Atlético de Madrid y los jugadores del Madrid fueron pillados mientras entraban en una discoteca para celebrar el cumpleaños de la estrella portuguesa. Además, llegó el rapero Kevin Roldán, amigo íntimo de James Rodríguez.

El colombiano llegó diciendo que “vamos a partir tarima”. La frase se hizo viral. Los jugadores recibieron muchas críticas y el que más se llevó fue James por llevar al cantante a la fiesta. Fue el punto y final de la paciencia del madridismo con él. Al año siguiente apenas jugó y acabó marchándose a Múnich.

Ahora el jugador la ha vuelto a liar. Ayer el cumpleaños de su compatriota Santiago Arias. El lateral derecho del Atlético de Madrid celebró junto a sus compañeros una fiesta de aniversario. Estaban Lemar, Thomas,Koke, Savic… y James. Lo que le faltaba al madridismo. Verle encima celebrar con el eterno rival.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

HOLA JAMES ME AJUNTAS??

Una publicación compartida de  OMAR MONTES (@omarmontesofficial) el

Y si fuera poco el jugador ha aparecido en el Instagram de otro cantante, Omar Montes. El rapero español subió fotos con varios asistentes al evento donde él cantó. Ahí estaba James. Otra vez. A partir tarima. Zidane no puede más y el Madrid se plantea una venta inmediata. El problema es que al colombiano no le quiere nadie. La caída desde lo alto es siempre más dura.