Jen Selter elige un vestido muy pequeño y pasa esto: ¡Atención al vídeo!

Sabe cómo dirigir la atención a su físico

En esto de las modas, pasajeras o no, que cada cierto tiempo aparecen y que ganan sus adeptos, el fitness suma incondicionales día a día. Y es que eso del culto al cuerpo, de la perfección de curvas aunque no sean perfectas no es ninguna moda, es lo de siempre. Por eso cuando Jen Selter se dio cuenta de que lo suyo era machacarse a base de bien en el gimnasio, alcanzar volumen en la retaguardia y vivir de ello, y de momento no le va nada mal.

La que es considerada como la ‘mejor retaguardia del mundo’ ha alcanzado una fama que no se la cree ni ella a base de rutinas deportivas y de compartir entrenamientos en Facebook, Instagram y Tweeter, con tal cantidad de seguidores que pasan los 13 millones sin ningún problema. Eso sin tener en cuenta todo lo que cobra por por recomendar marcas en sus redes y cuya cantidad nunca anda por debajo de los 50.000 dólares, pues va a ser que Jen sí que ha acertado con su profesión.

Y como la profesión manda, Jen se obliga a publicar hasta cuando está de vacaciones, como ahora en Tokio. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Tokyo is a VIBE, it’s been on my bucket list forever and I can’t wait for day 2 today! 🌈 🍣 🍚

Una publicación compartida de Jen Selter (@jenselter) el

Y aunque no se sabe muy bien si lo que tiene más color es el algodón de azúcar de sus manos o el mini vestido fosforito que lleva, lo que sí se sabe es la intención de la deportista al utilizarlo, y es dejar que se note por completo el título de retaguardia que ostenta y que a la vez se note que sus piernas tampoco tienen mucho que envidiarlo. Otra forma de dejar bien claro que el deporte tiene infinitos beneficios para todos los rincones del cuerpo. Aunque algunas no busquen rincones y centren su objetivo en un lugar en concreto.